Filariosis Canina y Felina, enfermedad del gusano del corazón

La filariosis canina y felina, o la enfermedad del gusano del corazón, es una grave enfermedad a la que no se le suele dar la importancia necesaria para evitar su contagio a nuestras mascotas. Perros, gatos, hurones… todos ellos pueden contagiarse, pero con la prevención adecuada, nuestra mascota se mantendrá a salvo.

Filariosis Canina

¿QUÉ ES LA FILARIOSIS CANINA Y FELINA?

La filariosis canina y felina, o la enfermedad del gusano del corazón, es una enfermedad parasitaria muy grave que se transmite mediante la picadura de un mosquito. La filaria es un tipo de gusano que se desarrolla dentro del animal y pueden llegar a obstruir el corazón y las arterias del animal afectado.

La filariosis canina es endémica de las zonas cálidas. En España hay una mayor presencia de la enfermedad en Ibiza, Islas Canarias, algunas provincias andaluzas y en el Mediterráneo. Se tiende a considerar que la enfermedad tiene un menor impacto del real, porque las autopsias no están muy extendidas y muchas veces resulta que existen más muertes que las cuantificadas en las encuestas.

Filariosis Canina
Este mapa no ha sido realizado por Romeo&Gara Blog. Fuente desconocida

 

¿CÓMO SE CONTAGIA?

Como puedes ver en la siguiente imagen, la filariosis canina se transmite a través de la picadura de un mosquito. El mosquito infectado pica al animal, introduciéndole la larva al riego sanguíneo con la saliva. Las larvas se trasladan por las venas hasta los pulmones y el corazón, donde se desarrollan hasta convertirse en gusanos adultos. A continuación, los gusanos se reproducen y sus larvas se dispersan por el torrente sanguíneo, esperando a que otro mosquito pique al animal y se contagie con la enfermedad.

Los gusanos adultos pueden alcanzar hasta 30cm de longitud y pueden llegar a taponar el corazón y las arterias, pudiendo provocar la muerte del infectado. Si quieres ver cómo es un corazón infectado con la enfermedad, haz click aquí.

Filariosis Canina

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA FILARIOSIS?

Entre otros, los síntomas de la enfermedad más notables son:

  1. Tos crónica.
  2. Dificultad al respirar.
  3. Ruidos cardiacos y pulmonares.
  4. Intolerancia al ejercicio.
  5. Pérdida de apetito.
  6. Pérdida de peso.
  7. Taquicardia.
  8. Vómitos.

Lo mejor es que tu veterinario realice un chequeo periódico para controlar a tu mascota. Además, existe un test que diagnostica la enfermedad a través de un simple análisis de sangre.

 

¿CÓMO PREVENIR LA FILARIOSIS?

Para prevenir la enfermedad debes aplicar a tu mascota productos antiparasitarios. Nosotros combinamos pipeta (de amplio espectro) con una pastilla específica para combatir el desarrollo de la enfermedad. La pastilla más extendida para combatir esta enfermedad es el Cardotek y se comercializa en tres formatos.

La administración del producto dependerá de la región en la que residas: si vives en Canarias, debes administrar el antiparasitario mensualmente; en el resto de España se suele recomendar en los meses de primavera y verano. Si vas a viajar a zonas de especial riesgo deberás desparasitar a tu mascota desde un mes antes, continuar durante las vacaciones y continuar la desparasitación hasta un mes después del desplazamiento.

Si tu perro ha desarrollado la enfermedad, existe un tratamiento para eliminarlos, pero es muy caro y tiene sus riesgos. La mejor opción es la prevención.

PARA MÁS INFORMACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTAR A TU VETERINARIO. 

Anuncios

6 thoughts on “Filariosis Canina y Felina, enfermedad del gusano del corazón

  1. Uff… la entrada de hoy me ha dejado con la mosca detrás de las orejas. Conocia la leishmaniosis, se que hay una vacuna, pero no esta aun probada que funcione al 100% (de hecho, como petición, podrías hablarnos algun dia de ella 🙂 )
    Pero de esta enfermedad no sabia nada. Una mas… Yo intento prevenir todo lo que puedo, pero creo que hay veces en las que si le toca, no se puede hacer nada

    Saludos, muy interesante

    Carolina

    Me gusta

    1. ¡Hola Carolina!

      La Filariosis no suele ser muy conocida por la Península y por eso quise hacer la entrada, para ayudar a concienciar a la gente. Lo bueno es que es muy fácil de prevenir, sólo necesitas dar una pastilla mensual y combinarlo con la pipeta.

      Me anotaré lo de la Leishmania para hacerlo más adeltante, pero en ese tema si que hay mucho más debate por lo que has dicho (la vacuna).

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  2. Mira que me dan repelús los parásitos, ya sean externos o internos. Pero la leishmania y la filaria me imponen un respeto especial. ¡Y aquí, a orillitas del Mediterráneo, tenemos de todo gracias al calor! ¿Lo mejor? La información y la prevención.

    ¡Ronroneos y gracias por el artículo!

    Me gusta

    1. Yo siempre recordaré el día que llevamos a un perro de la familia al vetererinario cuando era pequeña y descubro la Filariosis: había un corazón afectado en formol. ¡Menudo impacto!

      Como tu dices, lo mejor es la información y la prevención, así nos evitamos sustos 🙂

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s