Consejos para viajar con perros

En casa no podemos concebir irnos de vacaciones sin los perros, por lo que estos dos enanos han cogido más aviones que muchos humanos que conocemos. Es normal tener muchas dudas y preocupaciones cuando se viaja con perro, por eso os vamos a dar una serie de consejos basadas en nuestras experiencias para que tengas un viaje tranquilo y feliz 🙂

Consejos para viajar con perros

En avión, en tren, en coche, en barco… con independencia del medio de transporte que hayáis elegido para viajar, hay ciertos gestos que podéis hacer para que vuestro perro haga el viaje relajado y sin problemas.

1. SIEMPRE IDENTIFICADO: En España es obligatorio que los perros estén identificados con un microchip, pero además es recomendable ponerle a nuestro perro una chapa identificativa en el collar. De esta forma, si se pierde, la persona que lo encuentre podrá localizarnos con más rapidez. Además, es muy importantes ser conscientes que si viajamos a otra Comunidad Autónoma o país, sus lectores no podrán leer la información de los microchips de nuestros perros.

2. TODO EN REGLA: Antes de viajar es recomendable visitar al veterinario para revisar que las vacunas y desparasitación de nuestros perros estén al día. Si viajamos a otra Comunidad Autónoma o país, debemos preguntarle a nuestro veterinario sobre posibles enfermedades endémicas y como proteger a nuestro perro frente a ellas (como es el caso de la Filariosis Canina y Felina en ciertas regiones de España). Si viajamos a otro país, también debemos informarnos sobre los requisitos de entrada de animales domésticos.

3. UN NECESER MUY PERRUNO: Hazte con un neceser o una bolsita para guardar todo lo indispensable de tu perro en tu equipaje de mano. Nosotros siempre guardamos ahí los pasaportes, un bebedero/comedero portátil y plegable, toallitas húmedas, pañuelos o un paño (el nuestro es Podenko, de algodón orgánico), bolsas recoge-cacas, uno o dos juguetes, chuches y medicación (si la necesitase). Si tu perro tiende a marearse durante el viaje, es preferible que no le des comida.

Si viajas con un cachorro o un perro mayor con dificultades para aguantar la orina largo rato, incluye uno o dos empapadores en el neceser. Si viajas en avión, una vez pasado el control de pasajeros en los aeropuertos es casi imposible encontrar un jardín o un espacio habilitado para perros. Si por determinadas circunstancias tu perro necesitara orinar, ve al baño, extiende un empapador y cuando termine tíralo a la papelera. Además, si utilizas un transportín, es recomendable que coloques un empapador debajo de la manta, para que absorba cualquier líquido que se derrame (orín, agua…).

Consejos para viajar con perros

4. RELAJANTES Y SEDANTES: Tú más que nadie sabes cómo es tu perro y si estará tranquilo o no durante el viaje. Si tu perro es muy nervioso y se estresa con facilidad, coméntaselo a tu veterinario para que te recete un relajante. A parte de la salud del perro, el medio de transporte también influye a la hora de tomar esta decisión: no es lo mismo que tu perro viaje contigo en el asiento de atrás de tu coche que sin tu compañía en la bodega del avión. La primera vez que viaje con Romeo en avión le di un relajante que me recetó el veterinario, pero hace años que no utilizamos ni en él ni en Gara porque viajan muy tranquilos y nunca se han alterado.

5. CANSA A TU PERRO: Antes de iniciar el viaje haz ejercicio físico y mental con tu perro: da un buen paseo y juega con tu perro. De esta forma, tu perro estará más relajado y se pasará la mayor parte del viaje jugando.

Si viajas en avión, tren o barco, también puedes jugar con tu perro mientras esperas la salida. Siempre suelo llevar varios juguetes encima y los saco cuando nos toca esperar para que la espera se nos haga mucho más corta a todos 😉

6. AYUNO: Es recomendable que tu perro haga un ayuno antes emprender un viaje para evitar náuseas y defecaciones imprevistas. Si viajas por la mañana, no le des de cenar, pero no le quites el agua. Si a lo largo del viaje ves que no está mareado y está bien, puedes intentar darle pequeñas porciones de comida para ver qué tal le sientan.

Nosotros solemos viajar en avión por las mañanas, pero ya no les quitamos la cena a los perros porque nunca se han mareado y tienen un buen reloj interno 😉 Siempre damos un buen paseo antes de irnos de viaje y así nos aseguramos de que vacíen bien la tripa. Si es la primera vez que viajas, no te lo recomiendo porque no conoces cómo va a reaccionar tu perro y así evitas sustos innecesarios.

7. TRANSPORTÍN Y ENGANCHES: Según el medio de transporte que utilices puedes elegir o no llevar a tu perro “suelto” (con enganche o transportín). En coche tienes la opción de elegir y, si puedes, recomiendo hacer uso del enganche porque así tu perro tendrá más espacio para estirarse y estará más relajado. Para más información sobre cómo viajar en coche puedes leer nuestra entrada “Cómo viajar con tu perro en coche“. 

En avión, tren (trayectos de larga distancia) y barco, es obligatorio que tu perro viaje en un transportín que cumpla con la normativa de la compañía correspondiente. Menos si viajas en la bodega de un avión, tanto en la cabina del avión como en el tren tienes la opción de transportín blando o duro. Nosotros siempre que viajamos en avión lo hacemos con transportín blando porque nos parecen más cómodos para llevar encima y  hay más variedad en el mercado. Según nuestra experiencia, recomendamos los transportines que tengan una abertura extra en un lateral o superior, porque así podrás darle un pequeño respiro a tu perro y acariciarle sin tener que sacarlo.

Por cierto, si viajas en avión, cuando vayas a facturar te recomiendo que hayas vaciado previamente el transportín por si te piden que peses a tu perro junto con el transportín en la cinta del equipaje. De esta forma, si tu perro está al límite del peso tope fijado por la aerolínea, te aseguras de que no hay “sobrepeso” y te nieguen su embarque.

Para más información sobre cómo viajar en avión puedes leer nuestra entrada “Cómo viajar con tu perro en avión“, y en tren “Cómo viajar con tu perro en tren“. 

Consejos para viajar con perros

8. DESCANSA: Si el viaje que vais a realizar es largo, haz pequeñas paradas para que tu perro estire las piernas y beba agua. Si el viaje es en avión o en tren y no puedes sacar a tu perro, intenta darle de beber y algo de comer (si no se marea) por la abertura del transportín. Si viajas en coche, recuerda que nunca debes dejar a tu perro dentro del vehículo.

Si viajas en avión o en tren, la suerte de tu perro en el trayecto dependerá mucho de la azafata que te toque. Nosotros hemos tenido casos de azafatas muy simpáticas que nos han traído agua para los perros, los acariciaban y nos dejaban que estirasen las patas y la cabeza por la abertura lateral. Pero también hemos tenido la contraparte y no nos dejaban casi ni meter la mano por la abertura para acariciarlo porque “así hay riesgo de que el perro se escape y moleste al resto de pasajeros” (con mirada alucinada de nuestro compañero de asiento y posterior comentario: eso es mentira, a mi no me molesta). En esos casos lo mejor es ignorarlos y hacer uso de la imaginación: recuéstate sobre el transportín, usa tu pelo o una chaqueta para cubrir un poco el transportín y abre la puerta lateral para que tu perro tenga un poco más de espacio. Eso sí, sólo hazlo si estás seguro de que tu perro no va a salirse 😉

9. SIEMPRE JUNTOS: Nunca pierdas de vista a tu perro durante el viaje y llévalo contigo allá donde vayas. Cuando viajo sola con Romeo, se viene conmigo hasta al baño del aeropuerto 😉  Si por requisitos del medio de transporte le toca viajar en bodega (de avión, tren o autobús), acompáñale el máximo tiempo posible y pregunta constantemente por su estado. Una vez termine el trayecto, insiste para que te lo den cuanto antes.

10. SIEMPRE CÓMODO: Tanto si viajas en coche, avión o tren, no te olvides de llevar una buena manta o una cama de viaje para que tu perro vaya cómodo. Para que tu perro vaya más tranquilo, usa una manta o cama que use normalmente para que tenga su olor y lo encuentre familiar.

Nosotros siempre usamos la cama de viaje de Podenko, de algodón orgánico y sin tintes. Todos los modelos tienen dos caras y su diseño permite que se enrolle y doble fácilmente para llevarla en el equipaje de mano. Si viajas en coche, es perfecta para usarla como cubre-asientos y si usas transportín puedes doblarla para que tu perro esté bien mullido. Si estás esperando el tren o el avión, también puedes extenderla para que tu perro descanse fuera del transportín. Y otra de sus ventajas es que, cuando llegas al destino, hace la función de cama, así que no tienes que cargar otro trasto más 🙂

Consejos para viajar con perrosConsejos para viajar con perros

 

¿Qué tal te han parecido nuestros consejos? ¿Te animas a viajar con tu perro? 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s