Mucho cuidado con las espigas y los perros en primavera

Al final de la primavera, cuando el verano ya se asoma, es el momento álgido de las espigas. Estas hierbas parecen inofensivas, pero que llegan a generar grandes problemas en nuestros perros: úlceras en los ojos, derrames, perforaciones de tímpano e incluso la muerte por infección si no son retiradas a tiempo.

Espigas

 

 

QUÉ SON LAS ESPIGAS

La cebadora ratonera o zaragüelle (hordeum murinum) son las temidas y comúnmente llamadas espigas, unas gramíneas que florecen en primavera-verano y crecen en zonas secas, bordes de caminos, cunetas y cerca de los asentamientos humanos. Tanto los descampados y parques de las grandes ciudades, como en los campos, nos encontraremos con esta planta.

El peligro radica en sus vainas duras y alargadas que protegen a la semilla. Están diseñadas de tal forma que se adhieren a la ropa o al pelo de otros seres vivos cuando están maduras, pero con la particularidad de que se desplazan siempre hacia delante, para no caerse.

Por lo tanto, si paseamos con nuestro perro por estas zonas, las espigas podrán engancharse en su pelaje y, como siempre avanzan, pueden llegar a penetrar en su piel u orificios, causándole graves heridas.

 

CÓMO EVITAR LAS ESPIGAS

La mejor opción es vigilar muy bien por dónde paseamos con nuestros perros y evitar las zonas con espigas, especialmente cuando sean amarillas.

Cuando llegues a casa tras el paseo, revisa bien las partes más expuestas de tu perro, así puedes detectar a tiempo una posible espiga. Además, si tu perro es de pelo largo, mantén el pelaje recortado en las zonas de mayor peligro durante estas fechas, así reduces las probabilidades de enganche.

 

LAS PARTES MÁS VULNERABLES DEL PERRO A LAS ESPIGAS

  1. Los ojos: las espigas suelen alojarse en el párpado, entre el globo ocular y el párpado y bajo el tercer párpado. Es uno de los lugares más delicados porque pueden lesionar la córnea, produciendo úlceras por el roce, y, si no se extrae con rápidez, se porque se puede llegar a perder el ojo. La extracción de la espiga se debe realizar en el veterinario, quien administrará un colirio anestésico para evitar molestias al perro.
  2. El hocico: las espigas se alojan dentro de las fosas nasales, pudiendo generar sangrado. Generalmente, se suele anestesiar al perro para retirar la espiga.
  3. Los oídos: es uno de los lugares más comunes en los que se suelen alojar las espigas. Pueden llegar a atravesar el tímpano o causar graves infecciones si no se retiran a tiempo. Al igual que en el hocico, se suele anestesiar al perro para retirar la espiga.
  4. Las patas: las espigas se suelen clavar entre los dedos, provocando dolor al andar y cojera. Esto genera un granuloma por cuerpo extraño y se soluciona extrayendo la espiga en el veterinario bajo anestesia local.
  5. Otros sitios: las espigas se pueden introducir por una herida abierta, cualquier orificio natural, pliegues de la piel, ser ingeridas… Cualquier molestia o bulto en esta época del año puede ser debido a estas plantas.

Una vez se introducen en el cuerpo, las espigas pueden seguir avanzando, rompiendo tejidos y causando infecciones. Cuando esto sucede son muy difíciles de diagnosticar y pueden llegar a causar hasta la muerte.

 

SÍNTOMAS DE QUE TU PERRO TIENE UNA ESPIGA

  1. Espiga en el ojo: tiene el ojo medio cerrado, no lo abre, está inflamado, lloroso y se frota con la pata.
  2. Espiga en el hocico: estornuda mucho y haciendo fuerza, no deja de mover el hocico y se pasa la pata.
  3. Espiga en la oreja: agita la cabeza o la ladea constantemente, a la vez que llora y se rasca con la pata.
  4. Espiga en la pata: se lame mucho entre los dedos o la almohadilla, no apoya la pata al pasear y cojea.

Fuera de estas zonas más delicadas, cualquier bulto o inflamación sospechosa, puede ser causada por una espiga.

 

CÓMO ACTUAR SI TU PERRO TIENE UNA ESPIGA

Si pensamos que nuestro perro tiene una espiga, es importante que acudamos cuanto antes a nuestro veterinario para que se la retiren bajo anestesia y con el instrumental adecuado.

No es recomendable que intentemos retirársela nosotros mismos porque podemos agravar la situación e introducírsela más en el cuerpo. Debemos recordar que están diseñadas para avanzar y cualquier presión fomentará este comportamiento.

 

NUESTRA EXPERIENCIA CON LAS ESPIGAS

Nuestro primer encuentro con las espigas fue con Romeo de cachorro. Un día, paseando por un descampado, decidió que eran las hierbas perfectas con las que saciar su apetito y a bocado limpio ingirió una buena cantidad en apenas unos segundos. Al momento las vomitó y, como no paraba de toser y de mostrar molestias en la garganta, lo llevamos al veterinario, donde descubrimos la gravedad del asunto. Nos comentaron que existía la posibilidad de que perforasen el sistema digestivo y en ese supuesto Romeo tendría que ser operado. Muy agobiados y preocupados, tuvimos que esperar a ver cómo evolucionaba la cosa mientras le administrábamos medicación para curarle la garganta y proteger su estómago. Aún no sabemos ni como, pero la cosa no fue a más y todo quedó en un susto, eso sí, un susto horrible.

Más adelante, Romeo volvió a tener otros dos encontronazos con las espigas. En dos ocasiones se le introdujo en las orejas: en la primera se la pudieron retirar sin anestesia, en la segunda hubo que dormirle porque la tenía casi en el tímpano. Os aseguro que lo pasan muy mal cuando se les introducen en las orejas, primero es una molestia, pero después, cuando se clavan, les produce mucho dolor.

Pero nuestra experiencia en primera persona no es nada comparada con la de otros amigos. El más grave de ellos fue el de una perrita que estuvo a punto de morir por una infección producida por una simple espiga, la cual había avanzado por dentro del cuerpo hasta alojarse en los ganglios linfáticos del cuello. Detectaron la espiga cuando optaron por abrir la zona al ver que no mejoraba con la medicación.

 

Por lo tanto, muchísimo cuidado con estas plantas, aunque parezcan simples “malas hierbas”, pueden provocarles gravísimos problemas a nuestros perros.

 

Espigas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s